¿Te han explicado un cálculo matemático y no lo entiendes? ¿Por más que intentas entender, pero realmente es muy difícil comprender el proceso? Tal vez tengas un problema de aprendizaje, tal vez tengas “Discalculia”

La Discalculia es un problema de aprendizaje que se presenta en los niños y los jóvenes, tiene que ver con la dificultad de comprender los cálculos matemáticos, puede que lo logre hacerlo, pero realmente no comprende el proceso, es decir, sabe qué hacer, pero no sabe por qué lo hace.

Es una condición cerebral que afecta la habilidad de entender los procesos y conceptos matemáticos, los que lo padecen se esfuerzan mucho para aprenderlo, incluso llegan a memorizar datos numéricos, fórmulas o realizan su acordeón. También se refleja cuando no saben dónde aplicar lo aprendido al momento de resolver un problema de la vida real.

Esta enfermedad es poco conocida, pero es tan común, en algunos lugares se le conoce con otro nombre como “Discapacidad del aprendizaje de las matemáticas”, “trastorno de las matemáticas”, “Dislexia de las matemáticas”, etc.

Lo que lo causa exactamente no se sabe, pero se cree que algunas de las posibles causas están en los genes, en el desarrollo cerebral, problemas durante el embarazo de la madre, nacimiento prematuro, lesión cerebral, etc.

Algunos de los síntomas son: no sabe contar, no reconoce los números, problemas al recordar números, evita juegos que tengan números. Algunos otros síntomas que ya se consideran graves están: no puede sumar 2+4, no sabe que significa los símbolos +, -, *, /  o simplemente no entiende, ni comprende los número de un reloj y se le dificulta saber la hora.

La Discalculia es un problema serio, así que cuando escuches las frases “No soy bueno en las matemáticas”, “Las Matemáticas no es lo mío” puede que la persona padezca de ésta enfermedad. Diagnosticarla requiere de un profesional capacitado que le haga un examen médico y llevar a cabo un tratamiento adecuado.

Sí te gustó este post comparte.

Síguenos en facebook, y en Google+